Sólidos
Una preocupación habitual es el nivel de astillas, partículas o virutas en el colector. Acumulaciones de estas pequeñas partículas pueden conformar una gran superficie a la cual las bacterias puedan adherirse, generando al mismo tiempo “zonas muertas” por las que no puede circular el refrigerante. La manera más fácil de controlar estos sólidos es limpiar el colector de manera regular y utilizar algún tipo de filtrado.

Mezcla adecuada
Utilice un dispositivo de dosificación para garantizar que la mezcla del líquido refrigerante con el agua sea la adecuada. Es fundamental mezclar de manera precisa y exhaustiva el refrigerante con el agua. Como regla general, prepare una composición con una concentración 60% más fuerte que la carga inicial, para compensar las pérdidas por evaporación. Nunca agregue líquido refrigerante directamente en el colector de refrigerante.

Mantenimiento de Registros
Mantenga para cada colector o sistema un registro de las adiciones de líquido refrigerante y agua, así como de los resultados de cualquier prueba. Esto garantizará el mantenimiento adecuado del producto y ayudará a identificar tendencias tales como la evaporación y las tasas de composición para el sistema.

Limpieza
Al limpiar los depósitos de la máquina, retire las cintas transportadoras y limpie las virutas y astillas que pudieran estar depositadas debajo. Si no se realiza este procedimiento, la vida útil de la nueva carga de refrigerante se verá reducida.

Eliminación del aceite contaminante
Asegúrese de que los aceites contaminantes (aceite hidráulico, lubricantes de vías y otros aceites de proceso) sean continuamente eliminados de la superficie del colector de refrigerante. Estos aceites pueden ser alimento para bacterias, reduciendo de este modo la vida útil del refrigerante. ¡Solucione las pérdidas de aceite en la máquina!

Refractómetro
Utilice de manera diaria un refractómetro para comprobar la concentración de líquido refrigerante. Antes de la comprobación, asegúrese de que el refractómetro está calibrado a cero (utilice la misma agua que se utiliza para la mezcla de refrigerante). Mantenga la concentración en los niveles recomendados.

tips